Blogia
CubanitaSoy

El mejor Presidente para Estados Unidos.

El mejor Presidente para Estados Unidos.

Reflexiones
del compañero Fidel




Una
conocida agencia europea de noticias transmitió anteayer desde Sydney,
Australia, que “
Un grupo de investigadores australianos  de la Universidad de Nueva Gales del Sur
anunció la creación de un cable eléctrico diez mil veces más delgado que un
cabello, capaz de igual conducción eléctrica que un cable de cobre  tradicional.”



“…Bent Weber, jefe del proyecto  realizado en la universidad australiana, en
un trabajo publicado  por la revista
Science explicó que ‘poder efectuar conexiones de cables a esa escala
microscópica será esencial para el desarrollo de los futuros circuitos
electrónicos’”.



“El cable fue creado por físicos
australianos y  estadounidenses con
cadenas de átomos de fósforo dentro de un cristal de silicio: el nanocable
cuenta apenas con cuatro átomos de ancho por uno de alto.”



“El hallazgo es esencial en la carrera
internacional para  desarrollar la
primera ‘computadora cuántica’, máquinas súperveloces capaces de procesar
enormes cantidades de datos en pocos segundos: una serie de cálculos que
llevaría años, o incluso  décadas, a las
computadoras actuales.



“En un cable de cobre tradicional, la
electricidad se genera cuando los electrones de cobre fluyen a lo largo del conductor:
pero a medida que el cable o conductor se hace más pequeño, la resistencia al
flujo eléctrico se hace mayor.



“Para superar este problema Weber y su
equipo utilizaron microscopios especialmente diseñados con precisión atómica,
que les permitieron colocar los átomos de fósforo en los cristales de silicio.



“Esto permitió que el nanocable actuara
como el cobre, con los electrones fluyendo fácilmente y sin problemas de
resistencia. ‘Estamos mostrando con esta técnica que es posible minimizar
componentes hasta la escala de pocos átomos’, indicó Weber.”



“Si vamos a usar átomos como bits,
necesitamos cables a la misma escala de los átomos” ―observó la física Michelle Simmons, supervisora del trabajo.



Con estos indetenibles avances
tecnológicos que debieran servir para el bienestar de la humanidad, recordaba
lo que hace apenas cuatro días escribí sobre el calentamiento de la Tierra y la
explotación acelerada del peligroso gas de esquisto, en un mundo que en
doscientos años está consumiendo la energía fósil acumulada durante 4 000
millones de años.



Imaginé a Obama, buen articulador de
palabras, para quien, en su búsqueda desesperada de la reelección, los sueños
de Luther King distan a más años luz que la Tierra del planeta habitable más
cercano.



Peor aún: cualquiera de los congresistas
republicanos presidenciables, o un líder o lideresa del Tea Party carga más armas nucleares en sus espaldas que ideas de
paz en su cabeza.



Imaginen los lectores por un minuto esa
poderosa calculadora cuántica capaz de multiplicar por infinitas veces los
datos que hoy recogen las modernas computadoras.



¿No es acaso obvio que lo peor de todo es
la ausencia en la Casa Blanca de un robot capaz de gobernar Estados Unidos e
impedir una guerra que ponga fin a la vida de nuestra especie?



Estoy seguro de que el 90 por ciento
de los norteamericanos inscriptos, especialmente los hispanos, los negros, y el
creciente número de la clase media, empobrecidos, votaría por el robot.



 



 



 



 



 



 



Fidel Castro Ruz



Enero 8 de 2012



6 y 18 p.m.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres